+34 91 40 61 666
info@felucha.com

Un Henri Deglane con tres medallas y motivos para soñar

Un Henri Deglane con tres medallas y motivos para soñar

Excelente desempeño de la lucha española en el primer torneo internacional de la temporada, el Henri Deglane para categoría senior (libre masculina, femenina y greco) que se disputó en la ciudad gala de Niza durante el pasado fin de semana.

La delegación nacional cosechó hasta tres medallas: el oro de Moha Mottaghinia (74kg), la plata de Gabriel Iglesias (79kg) y el bronce de Vicky Báez (53kg). En total, 19 victorias las logradas entre todos nuestros atletas durante los tres días de competición, una suma notable que incluso podría ser mayor si algunos combates ajustados se hubieran decantado a favor. A falta de pocos días para el europeo y con los clasificatorios olímpicos también a la vuelta de la esquina, hay motivos de sobra para ser optimistas.

En libre masculina, Mottaghinia, que debutaba con la Selección fuera del país, hizo buenas las expectativas que los técnicos tienen depositadas sobre él y se proclamó campeón en su peso. Moha, que ha estado entrenando duro desde que llegó de Irán hace cinco años (primero en Andalucía y ahora en Madrid), apenas notó la falta de competición. Solventó con apuro su primer combate contra el americano Lavallee (3-3) antes de atacar el oro con decisión: victorias por superioridad en cuartos y semis y dominio absoluto de su final contra el alemán Wolf, al que doblegó a los puntos (8-1).

Moha afrontará ahora los europeos de febrero con mucha confianza en sus posibilidades, como Gabriel Iglesias. El madrileño completó otro torneo espectacular y también llegó hasta la final: victorias contra Polonia y Francia a los puntos y exhibición en semis para soñar. Finalmente, una plata que supo a oro frente a otro teutón, Pouria Taherkhani, que se impuso por tocado, pero que sufrió más de lo que indica ese resultado. 

En libre femenina, Vicky Báez fue la gran protagonista. Como Mottaghinia, Báez superó hasta cuatro combates, pero en su caso tuvo que reponerse de una dura derrota en cuartos de final para meterse en el podio. La madrileña abrió su participación en octavos con victoria por tocado, cayó en la ronda siguiente ante la americana Katie Gomez y levantó dos repescas para darse una oportunidad de bronce. Allí no dio opción a la atleta local, Lilya Cohen, a la que batió con claridad (10-0).

Más allá de los medallistas, gran participación del resto de nuestros representantes. Vicky se colgó el bronce, pero prácticamente todas las chicas lucharon por ese puesto en el cajón. Grace Sánchez (57kg) se plantó en semis tras ganar dos peleas, pero posteriormente no pudo contra la brasileña Rodrigues y tampoco con la estadounidense Nette por una presea que, sin duda, se merecía.

Lydia Pérez (62kg), apeada del cuadro principal en cuartos, superó luego dos repescas -la última luchando al límite del esfuerzo contra otra americana, Ana Luciano (4-3 por puntos)- y se jugó el metal contra la nigeriana Esther Kolawole, campeona de África y bronce mundial U23, que se adjudicó el premio. Nerea Pampín y Lorena Lera, ambas en 68kg, también fueron por el camino de la segunda oportunidad hasta la medalla. Ninguna pudo conseguirla, pero Lera estuvo muy cerca. La murciana realizó dos buenas luchas durante la jornada del viernes y el último puesto del cajón se le escapó por muy poco para gloria de su rival (1-1 en puntos).

Por el bronce también acabaría jugando, en categoría grecorromana, Junior Benítez (77kg). El madrileño ya completó un final de año magnífico, con victorias y un noveno puesto en el Mundial U23, y ha empezado a gran nivel este. La derrota por la mínima en cuartos contra el georgiano Ananidze (3-3 en puntos), tercero del mundo hace tan solo unos meses en Albania y una de las mayores promesas de su país, le dio alas. Junior venció en las dos repescas que siguieron, una por superioridad y otra ajustada a los puntos, y llegó al envite por el bronce con la moral por las nubes. Desgraciadamente, no pudo aplicar su lucha en la final, pero sacó nota. 

El resto de victorias de la Selección llegaron de la mano de Levan Metreveli (61kg) y Carlos Álvarez (65kg) en libre olímpica, una cada uno, ambas en repesca. No pudieron luchar por el podio (y estaban para ello), pero vendieron muy caras sus derrotas. Dani Bobillo (60kg), Aser Ebro (60kg) y Dani Herrero (87kg) también dejaron buenas sensaciones en greco ante rivales notorios.

Estos días en Niza tan solo hubo que lamentar la lesión de Marcos Sánchez-Silva (77kg), que se hizo daño en su primer combate y no pudo dar lo mejor de sí el resto del domingo. El madrileño, con dolor costillar, se someterá a pruebas a su llegada a España. Esperemos que no sea nada grave y pueda recuperar lo más rápido posible.